La fábrica del futuro está en línea

La fabrica del futuro

La fábrica del futuro está en línea – y en su puerta

La fábrica de futuro está comunicada digitalmente aplicando nuevos conceptos como atender el mercado.

Una nueva técnica aplicada a la distribución aplicada por los fabricantes  cambia totalmente  la forma  operativa de fabricación y distribución de los productos. En la fabricación tradicional, se juntaba la materia prima y se ensamblaba y es fabricada en grandes fábricas centralizadas hasta obtener productos finales idénticos que luego se distribuían al cliente. En la fabricación distribuida, la materia prima y los métodos de fabricación se descentralizan y el producto final se fabrica muy cerca del cliente final.

Básicamente, este concepto de que los empresas utilicen la idea de la fabricación distribuida es la de reemplazar la cadena de suministro de materiales lo más que se pueda por información digital. Para fabricar una silla, por ejemplo, en lugar de conseguir la madera y con ella fabricar las sillas en una fábrica central, se pueden distribuir planes digitales para cortar las partes de la silla en centros de fabricación locales usando herramientas de corte digital conocidas como fresadoras CNC. Luego, el cliente o los talleres de fabricación locales pueden ensamblar las partes para obtener los productos finales. La empresa estadounidense de mueblería AtFAB ya está usando este modelo.

Actualmente el usos de estos nuevos conceptos  en tener la distribución de lo fabricado lo más cercano al mercado conocida como Fabricacion Distribuida  dependen mucho del “movimiento de creación” conocido como “hágalo usted mismo”, en el que los entusiastas usan impresoras 3D locales y hacen productos con materiales locales. Vemos que aquí hay presentes elementos del pensamiento del código libre, ya que los clientes pueden personalizar los productos a sus necesidades y preferencias. En lugar de ser centralizado, el elemento del diseño creativo puede ser de colaboración más abierta; los productos pueden llegar a evolucionar a medida que más gente se sume a visualizarlos y producirlos.

Se espera que esta nueva técnica utilizada para la fabricación distribuida permita un uso más eficaz de los recursos, con menos capacidad de desperdicios en las fábricas centrales. También facilita la entrada al mercado mediante la reducción del capital que se requiere para la construcción de los primeros prototipos y productos. Algo importante es que debería reducir el impacto ambiental general que produce la fabricación: la información digital se envía a través de la web en lugar de enviar los productos físicos a través de carreteras o vías ferroviarias, o en barcos; y la materia prima se obtiene de forma local, lo que reduce la cantidad de energía que requiere el transporte.

Déjanos tu comentario