HOLTVILLE, CA - OCTOBER 08:  Mexican agricultural workers cultivate romaine lettuce on a farm on October 8, 2013 in Holtville, California. Thousands of Mexican workers cross the border legally each night from Mexicali, Mexico into Calexico, CA, where they pick up work as agricultural day laborers in California's fertile Imperial Valley. Although the Imperial Valley, irrigated from water diverted from the Colorado River, is one of the most productive agricultural areas in the United States, it has one of the highest unemployment rates in California, at more than 25 percent. Mexican farm workers commute each day from Mexicali to work in the fields for about $9 an hour, which many local U.S. residents shun as too low pay.  (Photo by John Moore/Getty Images)

Las TIC en la Aplicación de la Agricultura

El Contexto a nivel mundial retos y oportunidades

El tema de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en la agricultura está tomado cada vez más fuerza a nivel mundial. La incorporación de las TIC en los sistemas productivos es un factor determinante en el incremento de la productividad y de la competitividad del sector. Los beneficios de las TIC en el mundo rural son innumerables y es en este sentido que es importante entregar un diagnóstico de las diferentes tecnologías, para definir lo que será el futuro de las TIC y su uso más adecuado para el mundo rural.

Uno de los ámbitos que ha experimentado algunos de los cambios más rápidos y substanciales en los últimos años es el de la información. El ambiente de la información – que incluye a individuos, organizaciones, tecnologías de información y comunicación (TIC), y la información en sí – reviste importancia crucial en los esfuerzos vinculados a la investigación e innovación científica y tecnológica en el sector agropecuario.

La información es el ingrediente básico de cualquier innovación tecnológica y un elemento clave en toda investigación.

Las TIC, como herramientas básicas para la gestión del conocimiento, desempeñan – o pueden desempeñar – un papel significativo en el momento de conseguir, organizar, compartir y difundir información técnica agropecuaria. En América Latina y el Caribe existen numerosas experiencias en este sentido, y es necesario compartirlas para ir identificando las buenas prácticas en este aspecto, relativamente novedoso, de la gestión institucional. La documentación de experiencias exitosas es un elemento básico para el aprendizaje y para la sensibilización de tomadores de decisiones. Para el aprendizaje, por la posibilidad de compartir experiencias sobre la forma como se maneja la información y comunicación para contribuir al éxito de la investigación o innovación; para la sensibilización, al posicionar el tema de modo que los tomadores de decisiones puedan conocer casos concretos de cómo se logró un impacto positivo mediante estas tecnologías.

tic agricola¿Acaso una computadora es útil para un agricultor? ¿Internet podría servirle a un campesino que labora a 3000 metros de altura? ¿Por qué yo, empresario y exportador, estaría interesado en comunicarme con algún productor agrícola de la Amazonía? Pues bien, en algunas partes del mundo ya han encontrado las respuestas y los resultados son realmente impresionantes. 

Aparentemente, la tecnología de la información y comunicación (TIC) es demasiado sofisticada para ser aplicada en labores que tienen que ver más con la tierra, el clima, el trabajo físico o la naturaleza. Nada más errado. El trabajo agrícola mayormente se lleva a cabo individual o colectivamente a menor escala en comunidades alejadas unas de otras y de las ciudades lo cual las mantiene en constante carencia de información y de vías de comunicación que facilite sus labores, mejore sus procesos o sus capacidades de operación y negociación con el resto del país o el exterior.

Sin la información adecuada sobre las tasas de interés y aranceles, el tratamiento de las materias primas en el mundo, los nuevos patrones de comercio o el estado del transporte e infraestructura, tanto el campesino como el empresario agrícola están en completa desventaja para mantener su empresa y sacarla adelante frente a las agresivas prácticas competitivas a nivel internacional.

La aplicación más común de las TIC en la agricultura es la creación de servicios de información a través de páginas web especializadas. Noticias, consejos prácticos, reportes del clima, resultados de investigaciones, precios de productos, cotizaciones, son sólo algunas de las secciones predilectas de estos sitios en internet que vienen siendo impulsados por los gobiernos y por organizaciones que estudian el tema.

Además, la información a la que puede acceder un agricultor le permite hacer una planificación estratégica de sus esfuerzos, reducir sus costos, mejorar sus negociaciones colectivas, capacitarse en línea, dar a conocer sus productos, expresar sus posturas en la formulación de leyes y reglamentaciones que les afecten, hacer de conocimiento público sus necesidades locales y sus proyectos, y hasta contribuir en la investigación agrícola.

En Sudamérica, Chile destaca por su desarrollo en el sector agrícola, que ya ha incorporado dentro de sus estrategias a las TIC. Estados Unidos y Europa están yendo más allá, internet no sólo es un banco de información sino el medio a través del cual se hacen compra y venta de productos, se accede a servicios bancarios y se está al tanto de las regulaciones.

Sin duda, incorporar esta tecnología, como cualquier otra, no es fácil. Es necesaria mucha capacitación y vencer las barreras de resistencia a este nuevo conocimiento y todo el cambio que significa en los procesos de trabajo. Sin embargo, los beneficios son un aliciente. En Reino Unido y Nueva Zelanda, 60% de los agricultores utiliza internet para buscar información y para participar del comercio electrónico, mientras que en Estados Unidos 43% de los agricultores trabaja conectado.

En el Perú, a pesar de que la agricultura es una de las principales actividades productivas y que se ha reconocido su potencial para generar desarrollo económico y social, apenas se está empezando a tomar conciencia de cómo aprovechar las TIC en este sector. Actualmente se está prefiriendo incrementar la conexión a internet en áreas rurales pero sin complementarse con proyectos educativos y de desarrollo agrícola.

La típica escena en la que aparece un agricultor trabajando la tierra de sol a sol y cuya única herramienta tecnológica es su tractor, se está transformando a gran velocidad.

Cada vez es más común la utilización de tecnología de punta en el campo. Por ejemplo, el uso de dispositivos móviles permite entre otras cosas la comunicación en áreas rurales que no cuentan con este tipo de infraestructura, se pueden consultar por Internet los precios de insumos y materias primas tanto para comprar como para vender así como informarse sobre las tendencias de los consumidores a nivel internacional.

Ver presentación completa

Déjanos tu comentario